Testimonios, hoy…Romina Monticoff

12.10.2015

Hola! Soy Romina Monticoff y quería contarles de qué manera haber elegido el IAG cambió mi vida. En septiembre del año pasado regresé al país, luego de 12 años de una experiencia increíble y viendo como una cadena de sucesos me permitieron vivir todo lo que había deseado.

Ni bien terminé el colegio secundario comencé la carrera de Marketing en la Universidad de Palermo, pero me faltaba algo…por ese entonces, recién comenzaban las escuelas de cocina en nuestros país. Como yo seguía sintiendo que necesitaba algo más, empecé a buscar información hasta que conocí el IAG. Cursé la carrera los días sábados durante los años 1997/98 y durante la semana seguía cursando Marketing. Apenas empecé a estudiar en el IAG, me fascinó todo y quería empezar enseguida a trabajar en una cocina. Mi mayor sueño era trabajar en el Alvear Palace Hotel, si bien me parecía inalcanzable, una vez finalizado el primer cuatrimestre, fui al Dpto.de Pasantías y pedí con insistencia hacer mi primera pasantía en el hotel ¡Y lo logré! Si mal no recuerdo, desde octubre hasta diciembre de 1997. Luego, en el verano del ’98 y siempre a través del IAG, hice una pasantía en San Martin de los Andes. Cuando volví a Buenos Aires comencé nuevamente en el Alvear hasta que tuve la suerte de que me contrataran como parte del staff del hotel. ¡Mi sueño se había cumplido! Fui muy feliz allí… y mucho se lo debo al IAG.
En el Alvear Palace Hotel estuve hasta el 2000 y con un gran deseo de crecer junto a mi pareja Ignacio Martin Tolaba -que también trabajaba en el Alvear- decidimos probar suerte en otro país, y partimos para España.

¡Allí trabajamos muuuchisimo! Estuvimos en diferentes hoteles y restaurantes; adquirimos muchísima experiencia y por casualidad… empezamos a innovar en el tallado de frutas y verduras. En España hace 10 años no había nadie que hiciera tallados. Descubrimos un nicho que nos brindaba una especialidad. Comenzamos a realizar eventos, tanto particulares como empresariales, y después de unos años ya teníamos una cartera de clientes.

Yo me enfoqué más a la parte comercial y Martín, mi marido al tallado y dictado de cursos. En nuestra casa habíamos montado nuestro pequeño taller de cocina, y venían alumnos de todas partes de España. Mi marido participó en el Primer Concurso Nacional de Tallado de frutas y verduras; entonces empezamos a aparecer en varias publicaciones en diferentes periódicos, programas de TV y publicidad.

Cuando nació nuestro pequeño Matias en el 2009, y con toda la familia en Buenos Aires, nos planteamos la posibilidad de regresar. Pero, como teníamos trabajo decidimos quedarnos unos añitos más, hasta que en Mayo de 2012 decidimos volver para que nuestro hijo pudiera crecer junto a la familia.
Desde Septiembre estamos instalados en Buenos Aires, y seguimos aquí con ARTE EN FRUTAS dando clases, haciendo eventos y trabajando sobre pedido. Estamos felices de poder estar en "casa".
GRACIAS IAG!!!!! SIEMPRE ESTAN PRESENTES EN MI CORAZON…

Romina Monticoff
Profesional Gastronómico – Egresada 1998

Más info: www.arteenfrutas.com.ar