La felicidad no tiene disimulo, mucho menos para Maximiliano Sola, un apasionado de la cocina que buscó su camino hasta encontrarse hace 15 años con Martín Berasategui, y que despegara junto a él en su primer proyecto para América Latina “Passion by Martín Berasategui” en México, obteniendo el AAA Five Diamond Award 2019, World Luxury Restaurant Award 2017 y Wine Spectator Best of Award of Excellence 2018.

Esta alegría es el resultado de mucho trabajo, de hacer lo que sabe hacer, de poner toda su energía en lo que más le gusta y de divertirse a cada paso.

¿Cómo fue tu recorrido en la cocina?
Trabajé unos años en Argentina, luego en España, Inglaterra y ahora en México. Mi primera experiencia en una cocina fue gracias a unas prácticas del IAG, en un lugar que se llamaba “El Claustro” en el convento Santa Catalina detrás de las Galerías Pacífico. Lo gracioso de esto es que era un lugar donde casi no quería ir los practicantes, ya que se comentaba que la cocina era muy dura y que el chef estaba muy loco… Así fue como conocí a Rolando Benítez, quién desde un primer momento me dejó bien en claro y me hizo ver que la cocina es para gente que tiene corazón para esto…Desde el día 1 hice el turno de practicantes de la mañana, el de la tarde y luego me quedaba a terminar con el resto del equipo contratado…

¿Qué te hizo despegar y buscar tu camino en España?
Después de trabajar con Rolando me fui a un restaurante en Córdoba, que en ese momento era el “boom”. En una de las visitas a Buenos Aires, fui a ver a Rolando y le conté que realmente tenía ganas de algo más, de crecer más en esto que me apasiona…Y fue entonces que me dijo: “Lo que buscas no lo vas encontrar en Argentina, tenés que cruzar el charco, te recomiendo que te vayas a España”. Y así fue. Regresé al trabajo que tenía, avisé que me iba, y me puse en campaña para vender todas mis posesiones materiales con el fin de juntar plata para pagarme el pasaje, y mantenerme durante 3 meses de prácticas en España…

“Por medio del IAG conseguí mis practicas en Martin Berasategui -también me dijeron que era una cocina muy dura-. Fui por 3 meses, y me quedé 9 años trabajando en Europa en restaurantes de estrella Michelin”

¿Cómo fue tu experiencia con Martin Berasategui?
Te voy a decir como es ¡¡¡porque llevo 15 años trabajando junto a él!!! La verdad es que uno aprende muchísimo de Martin. Al día de hoy sigue sorprendiéndome, sobre todo por su humildad y su filosofía para llevar una cocina; realmente es una persona de la cual aprendes con el simple hecho de escucharlo hablar y contarte una historia.

“A veces, no me creo todavía, poder estar trabajando recetas en conjunto, o que pruebe algo de lo que hacemos y quedé encantado”

¿Alguna historia con Martín?
Tengo muchísimas anécdotas que podría contarte. Una de las más divertidas, fue la vez que para sorprender a un grupo de 15 periodistas súper selectos que coincidían con la visita de Martin, teníamos que hacer algo increíble. Luego de muchas ideas que se pusieron en la mesa, llegamos a la conclusión de que ya todo se había hecho anteriormente. Y dije: “¿Quieren sorprender? Yo me encargo…” Entonces, no dije nada hasta el mismo día de la cena…y “literalmente” sacamos la cocina a la sala del restaurante, Inducciones, Thermomix, Roners, PacoJet; montamos partidas, bueno te podrás imaginar el despliegue…
Cuando llega Martin y ve todo eso, me miró super acojonado y me dice: “¿¿¿Y esto??? Max tu estás como una puta cabra, ¿¿¿Qué es todo esto??? ¿¿¿Van a cocinar aquí??? Yo le respondí: “Y tú también Martintxo…”
Bueno… hasta el día de hoy, todavía se habla de esa cena como la forma más espectacular de vivir lo que pasa en una cocina ¡como la de Passion! Todo salió espectacular, el equipo de cocina y el de sala ¡¡¡Se lucieron como nunca!!! Lo mejor de todo, fue que ni siquiera el equipo supo nada hasta el mismo día…Ver a Martín sonreírte con esa mirada de picardía al final del servicio ¡¡¡ es invaluable!!!

¿Qué significa estar a cargo de Passion?
Hace ya siete años que abrimos, el que fue el primer proyecto que Martin Berasategui abrió en América. Te podrás imaginar que eso para mí fue muchísima responsabilidad.
Siempre recuerdo el día en que Martin me llamo por teléfono para ofrecerme estar a cargo de este restaurante. Cuando me lo dijo estaba súper nervioso, con un montón de inseguridades… Lo primero que hice, fue llamar a Joseba Lezama que es uno de sus jefes de cocina -que le han acompañado desde siempre- y le pregunté: “¿Por qué me eligió a mí? ¿Por qué yo, con tantos cocineros buenos que tiene?” Y su respuesta fue muy simple, él me dijo: “Max, Martin no es tonto, y si te eligió es por algo…Tu ve ahí, y haz lo que sabes hacer”.
¿Y cuál fue el consejo que me dio Martin el día que abrimos este restaurante? “Tú no te preocupes por nada, diviértete haciendo lo que haces y todo va a salir bien”. Al día de hoy, realmente todo eso quedó atrás, y logré entender a lo que se refería Martín. Junto al equipo nos divertimos muchísimo haciendo nuestro estilo de gastronomía.

Mirando para atrás ¿Que recuerdos mantenés de tu época de estudiante?
Tuve la suerte de poder tomar clases con dos personas a las cuales admiro profesionalmente, Ariel Rodriguez Palacios y Osvaldo Gross. Tengo muy lindos recuerdos de esto. Sobre todo, porque me gusta mucho bromear en la cocina y generar un buen ambiente. Hace algunos años, vino Osvaldo a cenar al restaurante. Y cuando salí a saludarlo… fue súper lindo volver a verlo, después de tantos años, y que nos llenara de elogios por la experiencia que había disfrutado.

¿Cuál es tu comida preferida y que añoras cada tanto?
La verdad es que gracias a dios no sufro de eso… Si tengo ganas de comer algo especial, me lo preparo ¡Y ya! Sin embargo, por la parte sentimental… te diría que los ñoquis de mi Nona y las milanesas de mi Mamá.

¿Cuál es tu próximo desafío?
Mi idea es seguir aprendiendo y abriéndome camino como hasta ahora. Me siento muy a gusto trabajando junto a Martin, quien está creciendo de una manera increíble. Cuando me suene el teléfono y sea Martín dándome nuevas coordenadas, te aviso…

MAXIMILIANO SOLA – EXECUTIVE CHEF DEL RESTAURANT PASSION BY MARTIN BERASATEGUI   –  Profesional Gastronómico egresado en 2002. Se formó en restaurantes con Estrellas Michelin en Europa. Es parte del grupo  Martin Berasategui desde el año 2004, pieza clave en la apertura del restaurante M.B de Martin Berasategui en el Hotel Abama Ritz Carlton en Tenerife, donde obtiene la primera Estrella Michelin del restaurante. Elegido por Martin Berasategui para la apertura del primer restaurante en el continente Americano. Passion by Martin Berasategui en Playa del Carmen.