Como todos los años la Feria Masticar nos invita al evento que más convoca a los amantes de la gastronomía, una feria realizada exclusivamente por cocineros que une territorios y sabores bajo el lema “Comer rico hace bien”.

Y bajo esta premisa, poner en valor la identidad de la cocina argentina reuniendo al cocinero de la ciudad con los productores, y acercarnos al descubrimiento de sus productos, conocer los procesos de manufactura o degustar la mayor variedad de platos de la cocina tradicional o de vanguardia.

Tal como lo viene haciendo en sus anteriores exhibiciones, su octava edición en el Dorrego nos presenta las ya conocidas Clases de Cocina, un Mercado más grande con productos frescos de todas las regiones del país, y los Puestos de Comida con la presencia de reconocidos restaurantes y nuevos proyectos gastronómicos.

También nos sorprende con nuevas propuestas, como la de un país invitado presentando a Perú de la mano de Gastón Acurio que nos trae la cocina nikkei, criolla y chifa. Un predio más amplio y un enriquecido para elTaller de Oficios, espacios nuevos como el Wine Bar,  el Patio Cervecero o la Plaza de Niños.

Como nos sucede año a año, en este recorrido nos encontramos alumnos como Luciana Bernardi, Luz Branchesi en el puesto de Los Petersen, que se encuentran cursando la Licenciatura en Gastronomía y participan a través de la Bolsa de trabajo de las convocatorias a los eventos. Ex alumnos  como Andrea Museri, Pastelero Profesional y Darío Fhur, Profesional Gastronómico, presentes en el puesto de Cabaña Piedras Blancas quienes además manejan  la concesión del restaurant Haras 2 de La Plata y su servicio de catering. Y nuestros egresados referentes de la gastronomía como Mercedes Solís, Encargada del Mercado de Productores de la Feria Masticar, Gonzalo Aramburu al frente de Aramburu, Joaquín Grimaldi, Chef de Pastelería del Four Sesons Hotel en Elena, Diego Riveira y Leandro Bouzada de La Cabrera, Ariel Gravano y Alejandro Beyeye con el Equipo argentino de Pastelería que competirá en Lyon 2019.

Y  la infaltable presencia de Osvaldo Gross  acompañando la presentación del equipo, firmando ejemplares de sus libros y cerrando el día domingo con una de sus magistrales clases.