- Premio Unilever al Concurso de Knorr -

Tour gastronómico en Río de Janeiro

31.10.2016

Cuando un premio se transforma en el aprendizaje gastronómico para conocer la cultura de un país: “Tuve la oportunidad de comer la comida del lugar. Conocer productos y sabores, y entender como cada país tiene su cultura gastronómica. Fue una experiencia espectacular poder ir con Gonzalo Tizón, que me explicaba cada producto y como se usaba“. Así resumía su experiencia nuestro alumno Alberto Navarro, ganador del concurso "Orgullo por la milanesa con puré" de Knorr.

La historia empieza en el IAG cuando Alberto decide comenzar su carrera de Profesional Gastronómico,  y al poco tiempo  de cursar ve la oportunidad de participar en un concurso: “Me enteré del concurso a través de un aviso publicado en la cartelera del IAG. Pensé en cómo podía divertirme elaborando milanesas …Y lo hablé con mi jefe Javier Oliva egresado del IAG y  Sous Chef en el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires, quien me ayudó muchísimo y ahí empecé… Cuando me avisaron en el IAG que había quedado seleccionado, vine a practicar con Gonzalo Tizón y  ese mismo día volví a mi casa para hacerlo de nuevo.  Preparé la mise en place hasta las 5 de la mañana y salí a comerme la cancha, emocionado usando mi gorro de cocinero por primera vez y empecé a  limpiar mi bife…” 

Nuestro Docente Chef Gonzalo Tizón, estaba allí y cuando vio que había terminado su plato en tiempo y forma, nos expresaba: “Sentí la alegría de ver que había logrado el objetivo. Había hecho lo que se había propuesto”.

Alberto emprendía  el viaje a Río de Janeiro  durante 4 días, guiado por la Chef de Unilever Pollyana Campos, en todas las propuestas gastronómicas que establecía su cronograma,  y con la compañía del docente Gonzalo Tizón quién nos resume esta experiencia: “Nos hicieron conocer brevemente la gastronomía brasileña desde distintos ángulos. Pasamos de comer en una  favela a comer en una suerte de bodegón más clásico de porciones abundantes  - más rústico y más sabroso -.  Y terminamos comiendo en restaurantes con una estrella Michelin, con parte de esa cultura brasileña  aplicada a nuevas tecnologías, que hace la experiencia distinta. Nuevos sabores, texturas y presentaciones mucho más delicadas pero,  con una base brasileña. Además, tuvimos la posibilidad de hacer las excursiones emblemáticas de Río, el Cristo Redentor, el Pan de azúcar y el Jardín Botánico.

El premio es uno de los mejores que puede haber obtenido, porque está vinculado con lo gastronómico y no con lo económico que termina en la nada. Esto enriquece la experiencia del alumno, que como Alberto pudo ver y reconocer nuevos productos. Por mi parte,  relacionaba esos productos con nuestra cocina, de este modo lo acercaba a la realidad para que pudiera interpretarlos. Es una idea llamativa, y muy buena,  porque es un país con una cultura gastronómica completamente distinta a la nuestra.”

Agradecemos a Unilever por la excelente idea al crear un premio de valor gastronómico para el ganador,  y la muy buena organización del tour.