Cuando empecé a pensar que iba a hacer de mi vida, me encontré en una disyuntiva: estudiar medicina o gastronomía.

A los 16 años sin saber qué hacer, y por qué inclinarme me surgió una oportunidad. A través de mi hermano que organizaba eventos, en aquel entonces en el restaurante “El Gorriti”, di mis primeros pasos en un restaurante de aficionados en pleno Palermo Hollywood.

Trabajé tan solo 7 meses haciendo tapas, cobrando sólo 20 pesos… ¿qué pueden esperar de un chico a esa edad? Salí saltando de alegría sintiendo que eso me lo había ganado. Descubrí mi verdadera vocación y convencido se lo dije a mis padres: “Quiero estudiar y trabajar en gastronomía”.

Osvaldo Gross fue elegido para participar con una de sus recetas en la edición del prestigioso libro FRANCE: BEST IN THE WORLD, publicado en abril del corriente año.

Una lista de pastelerías elaborada por el cronista.com nos reveló que de las 14 elegidas por su estilo y formato boutique, 9 tienen a nuestros alumnos y egresados liderando sus cocinas.

Osvaldo Gross, santafecino de nacimiento, es una de las personalidades más destacadas de la Pastelería gourmet en la Argentina. Curiosamente, Gross debe ser de los pocos pasteleros que se jacta de poseer un título en Geoquímica. Sin embargo, el cuidado de la ciencia de los minerales, sin duda ha ayudado al chef pâtissier a desarrollar una minuciosidad particular en su destreza culinaria que le ha valido el renombre en el mundo gastronómico y, en especial, en la Pastelería.

 

Dice que Esperanza, la ciudad santafesina donde nació, es bastante particular. Cerca de doscientas familias alemanas, suizas, austriacas, italianas y francesas la colonizaron a principios de 1856. Entre ellas, dice mientras ceba el primer mate amargo de la media mañana, estaban los Gross.

“Mi familia es del centro de Europa: abuelos austriacos, una madre medio piamontesa que hablaba en alemán y mi papá austriaco. Pero todos hablaban alemán. ¡Una cosa más rara! Creo que ellos tenían ese espíritu, sentían que se habían venido para siempre y entonces cortaron todo lazo familiar. Eso que los Gross en Austria son como los Fernández en España, un apellido muy común. Pero no, se cortó todo vínculo, no quedó nada”, cuenta Osvaldo Gross, uno de los grandes maestros de la pâtisserie de nuestro país, director del área de Pastelería del IAG, figura del canal Gourmet y dueño de un inconfundible y particular estilo, como su ciudad natal.

Fundó su marca revalorizando las influencias de sus abuelos y desarrollando productos de excelente factura francesa con innovadoras técnicas que atrapan en su presentación.

Pages

Subscribe to RSS - pasteleria