Mi nombre es Diego Mangone, me recibí de Profesional Gastronómico en el año 2003, y actualmente estoy cursando las últimas materias del Postítulo. Todo comenzó a fines del año 2001, yo terminaba de cursar Diseño Gráfico, donde aún hoy debo dos materias para recibirme, y uno de mis mejores amigos se iba a anotar al IAG. La cocina siempre me gustó y la tomaba como entretenimiento. Ese día lo acompañé a inscribirse, la noche anterior y durante el viaje pensaba en como sería la idea de profesionalizarme en la cocina y terminé inscripto junto a él, para sorpresa de ambos.

Cuando comencé a estudiar la carrera de profesional gastronómico (2001), nunca pensé que la cocina fuera un arte tan interesante y divertido. Posee esa mística que uno nunca sabe hasta donde puede llegar. Si bien la carrera está muy buena y es sumamente completa, la opción de hacer pasantías es algo que nos ayuda a crecer muchísimo.

Subscribe to RSS - Santa Cruz