Hacia dos años que trabajaba en la Gastronomía, en una pastelería que se llamaba La Dulce, cuando decidí estudiar en el IAG, a mediados del 2001.

Esos dos años en el IAG fueron estupendos. En primer lugar, porque me enseñaron que el mundo de la cocina es mucho más amplio de lo que yo creía.

Subscribe to RSS - Speakeasy