Ferran Adriá en la Argentina

12.10.2015

El cocinero español Ferran Adriá, considerado por la revista Time como una de las cien personas más influyentes del mundo, visitó la Argentina y dio una conferencia magistral ante más de 3000 personas en el teatro Gran Rex, como parte de la gira internacional “Telefónica & Ferran Adriá: Juntos para transformar”; de la mano de la compañía que lo eligió como su embajador.

Con un mensaje centrado en la innovación, la creatividad y las nuevas tecnologías como motores de transformación, Ferran Adriá se mostró sobre el escenario como un verdadero showman y reveló las claves del éxito de elBulli, que supo tener tres estrellas Michelin y ser calificado por la revista The Restaurant Magazine como Mejor restaurante del mundo, y hoy se encuentra en etapa de restauración para abrir sus puertas en 2014 como elBullifoundation.

 

Actualmente, la compañía pone a disposición del cocinero catalán toda la tecnología de I+D, la empresa de Innovación del grupo Telefónica, para reconvertir al mítico restaurante elBulli en una Fundación que funcionará como el mejor laboratorio creativo del mundo, y será líder en una nueva revolución gastronómica de la mano de la tecnología digital.

En su paso por Buenos Aires –la gira incluye Perú, Miami, Nueva York, Londres, Berlín, México, Madrid y Barcelona- el maestro catalán de la difusión mundial de la cocina molecular o de vanguardia, presentó su apuesta basada en los conceptos de transformación e innovación y, armado de una pizarra, habló sobre tecnología, cocina, negocios, talento, creatividad y hasta de fútbol.

"Yo quería ser jugador de fútbol y, un día, empecé a lavar platos y tuve que decidir entre trabajar en la cocina o jugar al fútbol. Como futbolista no hubiese llegado ni a segunda", confesó Adriá ante un público que lo miraba asombrado. 

Para Ferran, crear es no copiar: “Crear es poder ver lo que no todo el mundo percibe, todo ya existe de alguna forma. El creador original será capaz de acceder a lo que muy pocas personas ven y, con la ayuda de sus conocimientos, ofrecer algo nuevo”, dijo con la mirada puesta en un teatro colmado en su mayoría, de cocineros y estudiantes de gastronomía.
El cocinero catalán recordó sus comienzos al frente de elBulli y reconoció que el camino hasta el éxito fue largo y complejo y que durante quince años le costó llegar a fin de mes. "Entre 1983 y 1998, no llegaba a final de mes para pagar a mi equipo, que además no cobraba mucho porque no podíamos pagarle mucho”, admitió el chef y enseguida aclaró: “Aunque cada empresa es diferente y generalizar consejos no es bueno, hay que escuchar a la gente que ha hecho negocios y es necesario usar la lógica, porque, al final, la innovación y todo esto es mucho más lógico de lo que parece".

Ana Da Costa

¿Lo sabías? Parte de la biografía de Ferran Adriá

En 2002, el cocinero español Ferran Adriá, reconocido como uno de los mejores del mundo, prestó su voz a uno de los personajes de Ratatouille, la película de dibujos animados de Pixar y Walt Disney. Ese mismo año, la revista The Restaurant Magazine califica a elBulli como Mejor restaurante del mundo. Por entonces, elBulli ya contaba con la tercera estrella concedida por la guía Michelin.

Hasta que sale publicada una entrevista en la portada en el Magazine del The New York Times, y marca un antes y un después en la apreciación pública de la cocina de elBulli.
Poco tiempo después, su imagen estará en la portada dominical del diario Le Monde, que para él representa el reconocimiento a su trabajo en una cultura gastronómica tan influyente como la francesa. En 2004, la Revista Time considera a Ferran Adrià una de las 100 personas más influyentes del mundo.