Paz Levinson, sommelier, profesora de CAVE y IAG entre los semifinalistas del Mundial de Tokyo.

Foto de los 12 finalistas en el Concurso Mejor Sommelier del Mundo que son:

Soy egresada del IAG promoción 97 y hace menos de 1 año he abierto mi Patisserie en Holanda, Amsterdam.

Un año y medio después de buscar el lugar y planear hasta el último detalle, en septiembre de 2011 abrimos "Opera Prima", Patisserie-Traiteur, que como indica su nombre es nuestra Primera Obra, y espero que no la última, ya que hemos tenido muchísimo éxito!

La Cámara de comercio italiana en la Republica argentina organiza actividades relacionadas a la promoción del producto y la cultura italiana en el marco de este proyecto. Por dicha razón colabora con el IAG, seleccionando chefs italianos, o que respecten la cultura gastronómica italiana, para organizar cursos de cocina italiana.

Nos escribe Diego Tomaselli (egresado de Profesional Gastrónomico 2002). Compartimos con Uds. su envio a continuación:

Hola Bibiana,

Hago memoria y creo no tener el gusto de conocerte personalmente, más si por teléfono.

Mi nombre es Tomaselli Diego vivo en Trier, Alemania hace ya casi un año y estoy
encargado de la cocina de Puccini. Resto, Café, Bar Italiano.

Soy egresado del Instituto allá por el año 2002 teniendo algunas pasantías en mi historial y hace un tiempo dedicado en forma Profesional a la Gastronomía.

 “Para mí la cocina es la vida. Ahí encuentro placer, relax, histeria, todo. En la cocina me desahogo. También hay momentos de felicidad y de bajones. Me desperté con ganas de crear algo, voy a la cocina y empiezo a dar vueltas para buscarle la rosca. Me levanté medio mal y chau, que salga todo derechito porque estoy cruzado. La cocina es mi cable a tierra y mi forma de seguir adelante”, dice el chef Rodrigo Ginzuk (de 34 años), apenas surge la pregunta durante la entrevista. Y enseguida confiesa que no sabría qué hacer si le ‘sacan’ la cocina.

Rodrigo tiene infinitas anécdotas relacionadas a la gastronomía, y también tiene imágenes muy vivas de su infancia. Las relata como si estuviese repasando un viejo álbum de fotos y de allí mismo salieran los aromas de la casa de su abuela materna. Ella era hija de italianos y siempre le decía: “Muchas manos en la cocina no”. Él, que tenía cuatro o cinco años, la miraba. Y ella cocinaba toda la mañana para que después-como dice Rodrigo-, desaparezca todo, ¿no?

Aquí cuenta su periplo por España, que duró dos años y medio y le permitió conocer la cocina canaria y la andaluza y culminó con su deseo cumplido: trabajar en el mítico "El Bulli", bajo la dirección de quien hoy es considerado el mejor chef del mundo, el catalán Ferrán Adriá. El viaje de un chef que hoy sigue alimentando su pasión en la cocina de El Oso Goloso y como docente con el dictado de cursos en Rafaela.
 

....Desde este humilde espacio les quiero agradecer el mundo que me hicieron conocer, la profesionalidad que me inculcaron y los conocimientos que me enseñaron.

Mirar las cosas desde una perspectiva amplia fue lo que me convenció a la hora de decidirme y estudiar Gastronomía. En mis sueños era “fusionar” los grandes placeres de la vida: “Comer y Viajar”.

Uno de los grandes representantes de la cocina vasca fue clave en despertar mi interés por la cocina cuando aun era adolescente.

Subscribe to RSS - Europa